Gastronomía Laponia

Los platos de la cocina de Laponia tienen una personalidad propia caracterizada por los ingredientes frescos de temporada y sus sabores originales. La base de esta cocina la encontramos en los platos de caza como son la carne de reno, alce, cordero y pescados y productos del mar, además de las frutas del bosque, verduras maduradas y setas.

El reno forma parte de la subsistencia del pueblo lapón y es fundamental en la cocina lapona, se aprovecha todo del reno. Hay varias formas de prepararlo, la carne se sirve en filetes, servido con puré de patatas y arándanos rojos frescos o en mermelada; además de preparados de embutido, curada y picada, salchichas…

El plato más tradicional de la cocina lapona es el guiso de reno, se corta la carne en trozos pequeños y se sofríe en mantequilla salpimentado, después se deja cocer con poca agua hasta que reduzca por completo. Se sirve acompañado con patatas, arándanos y pepinillos agridulces.

La caza es también fundamental en la cocina lapona. Los bosques y las áreas naturales están repletas de vida silvestre, la caza está regulada por el gobierno de Finlandia, basada en el respeto por la naturaleza. Los animales salvajes más apreciados son el alce y el oso, ambos son comestibles, aunque el alce es más habitual. Entre las aves destacamos los diferentes tipos de urogallos muy apreciados en la cocina lapona; y las aves acuáticas, entre la que destacamos el ánade real.

En cuanto a los pescados, los ríos y lagos tienen una abundancia de peces, la práctica de la pesca es habitual en Laponia, igualmente en verano que en invierno (pesca en hielo). Los pescados más comunes son el salmón, la trucha, la lucioperca, el esturión, el salvelino, el corégono, tímalo… El salmón es el más famoso, existiendo diferentes forma de prepararlo, la sopa de salmón es uno de los platos tradicionales de Laponia. También es muy apreciado el salmón a la llama, se prepara el salmón abierto por la mitad, muy rico, jugoso y un sabor especial que le da la lumbre.

Los acompañamientos de los platos principales de carnes y pescados son las hortalizas, como las patatas, que en Laponia tiene su propia variedad: la patata de almendra de forma ovalada, se preparan de diferentes formas. También como acompañamiento se encuentran las zanahorias y los nabos.

Las frutas del bosque de Laponia, son considerados como superalimentos por todas sus propiedades, se pueden recoger desde julio a septiembre, destacamos la mora ártica que es la joya de las bayas de Laponia, además del arándano azul, el arándano rojo y el arándano agrio que son muy demandados y comunes en los postres en Laponia, aunque también se complementan con otros platos principales. Se utilizan para zumos, mermeladas, salsas e incluso licores.

Uno de los postres más famosos es el pan de queso, se puede comer crudo o cocinado con salsa de nata y canela, y acompañado de moras árticas.
Otro alimento típico de Laponia es el pan de cebada sin levadura conocido como “rieska”, que habitualmente se come con mantequilla. También son típicos de Laponia diversos tipos de pastas dulces, una de las más conocidas es la “kampanisu”.