El pueblo indígena Sami de Laponia

El origen de los Samis (también conocidos como pueblo lapón) se remonta a un periodo comprendido entre los 7000 y 2000 a.C. por los restos encontrados de un pueblo estable que vivía de la pesca y la caza de renos y que habitaban la zona más al norte de Europa en la península escandinava.

La Laponia se encuentra situada en varios países: Finlandia, Suecia, Noruega y la península de Kola en Rusia, su población se estima próxima a los 80.000 habitantes. Una comunidad que por su estilo tradicional de vida y su vestimenta, en cierto modo nos recuerdan a los indios de Norteamérica, vivían en tiendas similares a las de los indios americanos.

Tienen su propia lengua, con tres variantes diferentes según la zona geográfica donde residen. Se divide en tres grupos principales: el lapón oriental, el lapón central y el lapón meridional. Los primeros vestigios escritos de la lengua lapona se remontan al siglo XVII, aunque la lengua lapona recobró su importancia después de la Segunda Guerra Mundial.

La cultura tradicional Sami ha estado notablemente influida por las actividades de la caza, una de sus principales actividades es la cría de renos, aunque en la actualidad un porcentaje pequeño continúan con esta actividad y la pesca que todavía hoy ocupa un lugar importante en la cultura lapona.

Hasta mediados del siglo XX los Samis eran nómadas y vivían en tiendas similares a las de los indios americanos, en la actualidad la gran mayoría ha cambiado su forma de vida y viven en ciudades y pueblos de Laponia en casas de madera. Alrededor de un 10 % de la población sami es nómada y se dedican a la ganadería de renos, aunque un porcentaje mayor de alguna manera siguen basando su economía en negocios relacionados con los renos.

El Museo Siida y centro de la naturaleza del norte de Laponia, en Inari, nos muestra la cultura sami, posee las colecciones de objetos, fotografías, artesanía y arte, el único pueblo indígena de Europa. La Fundación Museo Sami su objetivo es apoyar y promover la cultura nacional de los Sámi.

Los Samis también son artesanos y en diferentes lugares de Laponia podemos encontrar algunas tiendas de artesanía, destacando productos de joyería tradicional Sami.

En Karasjok se encuentra el Parlamento Sami, lugar donde se desarrolla la actividad política de esta comunidad. Fue creado en 1989 con el objetivo de preservar los aspectos culturales, lingüísticos y legales de los samis, de forma que en la actualidad mantienen ciertos derechos históricos.

Su organización política tiene su antecedente en la creación en 1956 del Consejo Nórdico de los Lapones, organismo fundado para unir a los samis de Finlandia, Noruega y Suecia, a los que con posterioridad se unieron los de Rusia.